CONSIDERACIONES PREVIAS


  • Los seguros paramétricos están viviendo un momento de auge en los últimos tiempos. La cantidad de datos y la posibilidad de gestionarlos, almacenarlos y utilizarlos hace más fácil su uso para elaborar este tipo de pólizas.
  • Pero aunque están diversificándose, los elementos climatológicos son, de momento, los que más posibilidades ofrecen para desarrollar este tipo de coberturas.
  • Los seguros paramétricos ofrecen una nueva forma de gestionar estas situaciones, tanto para las aseguradoras como para los asegurados.
  • Ya existen diversas iniciativas de aseguradoras y de insurtechs que apuestan por estos seguros para facilitar cubrir riesgos fáciles de comprobar si han ocurrido, como son las inundaciones o los terremotos.

En 2018 se ha visto el surgimiento de una nueva generación de productos de seguros: los seguros paramétricos. Que van a ser parte esencial para el futuro de la industria aseguradora. Los seguros paramétricos también son conocidos como seguro basado en índices.

Los primeros seguros paramétricos surgieron en Asia en la década de 1990; y se centraron en los seguros agrícolas diseñados para ayudar a los agricultores de los países en desarrollo a gestionar la exposición a los riesgos relacionados con el clima. En la década de 2000 se añadió a la oferta de seguros paramétricos un seguro pensado para responder ante catástrofes naturales, que es el uso común que se le da a estos seguros.

Pero la adopción masiva del seguro paramétrico siguió siendo limitada hasta mediados de esta década, cuando la mayor disponibilidad de datos y el rápido desarrollo de los pagos electrónicos con ayuda de la tecnología Blockchain, permitieron la llegada de los llamados “seguros paramétricos no climáticos”, por ejemplo, el primer seguro paramétrico de mercado masivo en forma de un seguro de retraso de vuelo.

Axa y su seguro Fizzy

Este seguro llegó de la mano de AXA, la cual desarrolló Fizzy, su seguro para los vuelos con retraso. Fizzy utiliza Ethereum Blockchain para almacenar información de seguros y procesar reclamaciones. Los clientes pueden usar Fizzy para asegurar sus viajes si su vuelo se retrasa por dos horas o más.

El Blockchain almacena un registro del contrato de seguro en sí mismo dentro de un contrato inteligente, y también sirve como un vehículo para activar el pago al cliente una vez que se pasa la marca de dos horas. Todo el proceso se realiza de forma electrónica y automática, sin esperas, sin documentos y sin participación humana. Este tipo de seguro paramétrico puede ser especialmente útil para asegurar contra desastres naturales, y los pagos se realizan automáticamente en caso de desencadenantes como terremotos de cierta magnitud.

RidePAL también se suma

Otro caso es el de RidePAL, el cual ofrece un seguro, que con el pago de un dólar, ofrece una cobertura de 5 dólares cuando la lluvia en el lugar de destino supera los 4 mm por hora. Además, ofrece un producto ante el retraso de un vuelo que cubre los gastos incurridos por un retraso de vuelo internacional de tres horas o más en los aeropuertos seleccionados. También ofrece un producto de cancelación de vuelo.

Acolto: seguro paramétrico de vuelos

Otro caso de este tipo de seguros para los vuelos es el de Acolto. La startup busca hacer la experiencia de viajar más inteligente a través del análisis predictivo, y ofrecer beneficios y compensaciones para los viajeros en caso de retrasos y cancelaciones.

Para eso han desarrollado una plataforma para seguros paramétricos que predice las alteraciones en vuelos. Basan su startup en unas cuantas buzzwords: Inteligencia artificial, aprendizaje automático, programación neurolingüística y big data. Con estas tecnologías, recopilan datos y procesan cantidades ilimitadas de información. Aquí radica la diferenciación de Acolto: las aseguradoras y agencias de viajes online pueden integrar su solución y compensar este seguro paramétrico de manera inmediata a la incidencia del vuelo.

MENOS ES MÁS


A medida que la disponibilidad y la granularidad de los datos continúan creciendo exponencialmente, también lo van a hacer las iniciativas de los seguros paramétricos.

El verdadero poder del seguro paramétrico está en su naturaleza “binaria”, lo que significa que hay un claro desencadenante de pérdida con una probabilidad bien entendida que lo respalda, en lugar del seguro “basado en indemnización” análogo basado en la complejidad del juicio humano en el momento de la suscripción y la evaluación de pérdidas.

Este tipo de seguros generan más confianza, dado que los parámetros son fáciles de entender y de confianza para los clientes. Además de que mejora los tiempos de gestión puesto que la parametrización es fácil de codificar dentro de la tecnología, aumentando la velocidad cuantitativamente y disminuyendo el coste operativo al mismo tiempo. El seguro paramétrico puede estar completamente automatizado a lo largo de su ciclo de vida. Y está impulsado por datos, lo que lo hace “objetivo”, la disponibilidad de datos permite una fijación de precios de riesgos más precisa y granular.

Las soluciones de seguro paramétrico pueden lograr cosas que no son posibles con los productos de seguro convencionales que indemnizan sobre una base de pérdida real sostenida. Eliminan toda la complejidad de un proceso de investigación de pérdidas y pueden ofrecer a los clientes la confianza en cuanto a la liquidez y la velocidad de pago.

SEGUROS PARAMÉTRICOS CLIMÁTICOS


Pero aunque gracias a la tecnología este tipo de seguros ha podido diversificarse, la verdad es que los seguros paramétricos climáticos son los más utilizados, y los que más están avanzando dispuestos a cambiarlo todo.

Y es que las catástrofes naturales están agravando en los últimos años el problema de la brecha en la protección del seguro, debido, en parte, al hecho de que las personas tienen problemas para cuantificar con precisión el nivel de riesgo al que se enfrentan. En estos casos, el seguro paramétrico actúa de forma automática, facilitando la evaluación de la protección de este tipo de riesgos. Las soluciones de seguros paramétricos tienden a actuar como mejoras de las pólizas tradicionales.

Jumpstart y su seguro paramétrico para terremotos

Jumpstart ofrece un nuevo enfoque para la recuperación en caso de terremotos. Se trata de una InsurTech en EE.UU. que ofrece cobertura para terremotos con una intensidad previamente especificada.

Los clientes pueden inscribirse online a través del sitio web de Jumpstart; y después de un terremoto de una intensidad preespecificada según lo medido por el Servicio Geológico de Estados Unidos, Jumpstart se comunicará automáticamente con cada cliente en la región afectada a través de un mensaje de texto. Una vez que el cliente responde para confirmar alguna pérdida o daño, el total del pago predefinido se autorizará automáticamente para el depósito directo en la cuenta bancaria del cliente, eliminando un proceso de reclamaciones complicado.

Swiss Re llega con un seguro para el nivel de los ríos

Swiss Re ha diseñado un producto para proteger a empresas de Europa ante las posibles pérdidas producidas por las oscilaciones en el nivel de agua de los ríos.

Su nombre es Flow, y para su desarrollo se han basado en un índice personalizado que analiza la exposición del cliente a las variaciones de nivel del agua de los ríos y cómo ésta está relacionada con sus ingresos y costes. FLOW está disponible en los mercados europeos de Bélgica, Francia, Alemania, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, los países nórdicos, Portugal, España, Suiza y el Reino Unido.

FloodFlash, seguro contra inundaciones

FloodFlash es una InsurTech con sede en Reino Unido fundada en 2017 que busca hacer que el seguro contra catástrofes esté disponible y sea asequible para quienes más lo necesitan. Para ello, combina la tecnología de sensores IoT con algoritmos de precios de alta resolución.

A nivel mundial, las inundaciones son una de las categorías más grandes de pérdidas por catástrofes naturales. FloodFlash quiere cambiar esto, y por eso desarrolla una nueva oferta de seguro contra inundaciones basada en eventos para el mundo conectado. Mientras que las pólizas tradicionales indemnizan al asegurado contra el coste de los daños sufridos, una póliza FloodFlash simplemente paga lo preacordado tan pronto como se sucede una situación de inundación crítica.

30MHz: monitorizando la agricultura

30MHz es una startup holandesa basada en la tecnología que se centra en llevar sensores y aplicaciones de IoT a la agricultura.

Su misión es simple: proporcionar a los agricultores tecnología avanzada para monitorizar las condiciones de crecimiento en tiempo real a niveles granulares, usar datos generados por sensores para tomar mejores decisiones y usar información de datos para hacer que el cultivo sea más eficiente y respetuoso con el medio ambiente.

Ibisa: asegurar las cosechas

La insurtech Ibisa, apoyándose en el blockchain, ha desarrollado una nueva generación de seguros inclusivos pensados para garantizar la protección de los cultivos de agricultores en países en vías de desarrollo. Además, del blockchain, se hace uso de las imágenes por satélite.

Una vez que el agricultor ha decidido la cobertura que desea tener, el partner le da de alta en la plataforma y las gestiones que realice a partir de ese momento el agricultor las hará a través de su teléfono móvil con el sistema de SMS.

Los agricultores pagan una cuota anual para afiliarse, y cada mes Ibisa hace una evaluación automática y cuando un grupo es seleccionado para recibir una indemnización, ésta se realiza rápidamente, mediante un pago parcial o total, a través de dinero móvil, sin necesidad de reclamación.

BIBLIOGRAFÍA