CONSIDERACIONES PREVIAS


  • Despacio, prácticamente de un modo inapreciable, las grandes ciudades europeas están virando su modelo de movilidad hacia la MaaS, Mobility as a Service o Movilidad como servicio.
  • Pero, ¿porqué necesitamos una movilidad de tipo MaaS en las ciudades? La respuesta es sencilla, y es que el uso de este tipo de movilidad liberaría un enorme espacio en las calles para poder destinarlo a otros usos.
  • Además, de la mano de la Mobility as a Service vienen cambios interesantes para las ciudades como la electrificación de la flota o los cambios culturales y sociales que promueve.
  • La movilidad como servicio, así como la movilidad eléctrica, son sin duda la movilidad del futuro, y junto a los vehículos conectados, ya ocupan nuestras vías.

La evolución del transporte público, tanto en las nuevas modalidades de transporte urbano como en el nuevo modo de contratación de estos transportes, está generando nuevos sistemas de venta y contratación bajo el paraguas de la tecnología de desarrollo de software denominado Mobility as a Service (MaaS).

Las aplicaciones de Mobility as a Service ofrecen una solución integral para los usuarios del transporte público y compartido, aunando servicios y apostando por la multimodalidad. En Europa, algunas ciudades han optado por incluir este tipo de apps en sus servicios de transporte, como es el caso de Helsinki, Antwerp o incluso la futura implantación en Madrid. En Norteamérica, Vancouver inició en marzo de 2018 un piloto que se ha convertido en realidad finalmente, abriendo la puerta a la popularización de este tipo de apps.

Es decir, la Mobility as a Service combina servicios de movilidad de transporte público, taxis, alquiler de automóviles, y uso compartido de automóviles, bicicletas, motos y patinetes en una única plataforma a la que se puede acceder desde un smartphone. Una plataforma MaaS no solo planifica el viaje, sino que también permite a los usuarios comprar los billetes de una gran variedad de proveedores de servicios.

MaaS promete aliviar la congestión urbana, limpiar la atmósfera, hacer ahorrar a los usuarios y minimizar el impacto sobre el medio ambiente de la fabricación de los vehículos. Por todo esto no es de extrañar que en 2030, se espere que obtenga 9,2 billones de dólares en capitalización de mercado, a nivel global.

Fuente: Statista

Y en la Unión Europea, se espera que el tamaño de mercado de MaaS alcance los $451 mil millones de dólares para 2030.

Fuente: Statista

¿QUÉ ES LO QUE SE NECESITA?


Para que los nuevos modelos de MaaS tengan éxito al ser implantados en las grandes ciudades, se plantean tres aspectos fundamentales a tener en cuenta:

Infraestructura

Es indispensable preparar un sistema de circulación apto para acoger un modelo de MaaS. En este sentido, se deben priorizar servicios como el transporte público, scooters o bicis en detrimento de los vehículos privados, a excepción de los coches compartidos o los vehículos de emergencias.

Muchas ciudades ya cuentan con zonas delimitadas dónde se han implantado estas regulaciones. Vancouver, B.C. ha limitado el uso de una zona en exclusiva para viandantes y transporte público donde los taxis únicamente pueden entrar para dejar o recoger gente, pero sin poder circular a través de ella.

Además, se deben promover las infraestructuras adecuadas para facilitar el uso de scooters, patinetes eléctricos o bicis.

Data

El conocimiento sobre los hábitos de la población y las tendencias de movilidad son imprescindibles para poder planificar tanto a corto como a largo plazo. Así, la ciudad de Copenhague implantó hace casi 10 años una serie de iniciativas encaminadas a recoger datos y contar con un conocimiento profundo sobre el transporte a través de información recogida mediante vehículos conectados, dispositivos móviles y sensores en las carreteras.

Conocer qué zonas son más transitadas, a qué hora y por qué tipo de vehículos, permite a las autoridades municipales diseñar una estrategia de transporte acorde a las necesidades.

Incentivos

Por último, materializar el cambio hacía un modelo de MaaS requiere del apoyo constante de las instituciones a través de medidas que incentiven la oferta y el uso de los nuevos sistemas de movilidad.

Es necesario que se lleven a cabo políticas publicas de urbanismo que propongan un buen uso de los transportes públicos como por ejemplo, poner áreas comerciales en el subsuelo y viviendas encima, de tal forma que se limite la necesidad de coger el coche. Además, incentivar económicamente a los operadores de scooters, bicis eléctricas y similares. Por ejemplo, Luxemburgo ofrece el transporte público gratis en las zonas identificadas como Maas.

“MaaS representa una nueva forma de pensar en el transporte. Tiene el potencial de ser la innovación más importante en el transporte desde la llegada del automóvil”.

CASOS DE ÉXITO


La primera aplicación comercial del concepto fue realizada por MaaS Global en Helsinki, Finlandia. La aplicación Whim se lanzó en 2016, y cubría los modos de transporte público, taxis, alquiler de coches, coches compartidos y bicicletas compartidas. Los clientes podían usar el servicio o bien con un plan de pago por uso, o por suscripción mensual.

A partir de este momento muchas ciudades y empresas optaron por incluir este tipo de apps en sus servicios de transporte, y es que el concepto de MaaS, en el que se integran las posibilidades de consulta y reserva de transporte multimodal, ha hecho que muchos de los operadores de transporte público y privado se estén replanteando la forma de comercializar sus servicios.

La RFEF y su acuerdo con Moovit

Recientemente la RFEF ha alcanzado un acuerdo con Moovit, la compañía líder en MaaS y la App de movilidad urbana más utilizada del mundo, con el objetivo de ayudar a los aficionados en sus desplazamientos en transporte público al partido clasificatorio para la Eurocopa 2020 entre España y Suecia, que se celebró, ayer lunes día 10 de junio en el Estadio Santiago Bernabéu.

De esta manera, la RFEF ofreció un planificador multimodal que permitía obtener los desplazamientos más rápidos hacia el estadio, combinando todas las opciones de transporte disponible en la Comunidad de Madrid.

Además la información estaba disponible en 45 idiomas, y en las horas previas al encuentro, Moovit enviaba alertas en los idiomas de las selecciones participantes en el partido. Estas alertas proporcionaban a los aficionados información útil sobre posibles cambios y/o desvíos que se produjeron durante el día del partido.

Cowlines: la primera app basada en MaaS de Canadá

GreenLines ha sido una de las compañías pioneras en ofrecer una app basada en MaaS en Norteamérica. La aplicación, llamada Cowlines, ha sido la primera aplicación basada en MaaS en Canadá en fase beta inicialmente y posteriormente con un lanzamiento real en la ciudad de Vancouver.

Esta app permite a día de hoy a los ciudadanos de Vancouver seleccionar entre todas las opciones de transporte posible en la ciudad. La App ofrece mediante una interconexión entre todos los operadores de transporte la posibilidad de planificar sus rutas en bus, metro, tranvía, ferry, bicicletas compartidas, coches compartidos, tren, teleférico, taxi y ride hailing.

Fuente: Cowlines

Además, Cowlines muestra la información de las rutas según criterios de tiempo, coste y huella de carbono del transporte seleccionado.

Otras funcionalidades de la App son la muestra de información en tiempo real del estado del tráfico, la comparativa de los trayectos en todas las variables respecto al uso del vehículo privado y la muestra de la huella de carbono dejada por los desplazamientos realizados por el usuario.

Por el momento, la App solamente es informativa, ya que no permite la compra de billetes para el transporte como otras Apps de MaaS europeas, tales como Whim, que en julio de 2018 anunció su llegada al primer millón de viajes realizados a través de la App, disponible en Helsinki, Antwerp y West Midlands.

El proyecto de Cowlines se lanzó a modo de beta en marzo de 2018 en Vancouver, siendo implantado de forma definitiva en septiembre de 2018. En noviembre de 2018 la aplicación se lanzó en 62 ciudades de Estados Unidos y Canadá, incluidas las regiones metropolitanas de Seattle, Portland, Los Ángeles, San Francisco, San José, Oakland, San Diego, Toronto, Nueva York y otros.

Uber integra el transporte público en su app

La empresa de ride hailing Uber ha anunciado junto a Masabi y la autoridad de transporte de Denver (RTD) este principio de 2019 la firma de un acuerdo por el que Uber comenzará a ofrecer información y posibilidad de compra de billetes para el sistema de transporte público de la ciudad de Denver.

Para ello, Uber habilitará en su App una opción denominada “Transit”, donde podrán consultar horarios e información en tiempo real del transporte público de la ciudad para poder planificar sus rutas. Este sistema es lo más parecido a una aplicación basada en MaaS.

Fuente: Uber

Según Uber, esta integración en Denver es solo el primer proyecto de este estilo que tienen pensado realizar, ya que gracias a las alianzas con Moovit y Masabi, pretende llevar esta nueva opción a más ciudades estadounidenses durante 2019.

Berlín y su nueva app basada en MaaS

Durante el mes de febrero de 2019, las autoridades de transporte público de Berlín, Berliner Verkehrsbetriebe (BVG) junto con la empresa tecnológica lituana Trafi anunciaron la puesta en marcha de un proyecto de App para fomentar la movilidad multimodal en la capital alemana mediante una alianza por la movilidad.

La App denominada Jelbi se lanzará al público durante el verano de 2019 e incluirá todas las modalidades de transporte urbano de la ciudad, tales como la red de metro y tren urbana (U-Bahn y S-Bahn), autobuses, bicicletas compartidas, taxis, ride hailing y servicios de car sharing.

La App Jelbi incluirá tanto la información como la capacidad de compra de billetes y reserva de vehículos de todo el sistema de transporte público de la ciudad, evitando el salto entre aplicaciones y webs mediante una integración total dentro de la App.

Madrid se suma a las apps de MaaS

En 2018 el Ayuntamiento de Madrid anunció la puesta en marcha del desarrollo de una aplicación denominada Maas Madrid basada en el concepto de Mobility as a Service (MaaS), que se implantaría a primeros de 2019, como medida de aplicación del Plan A de calidad del aire y cambio climático de la capital de España.

El desarrollo de la App pretende integrar todos los servicios de movilidad de la ciudad en un mismo espacio, integrando por medio de geolocalización la información en tiempo real de todos los servicios de movilidad.

En su primera fase de desarrollo de la app, los ciudadanos de Madrid disponían de información de los servicios de transporte por autobús, bicicletas compartidas, car sharing, motocicletas eléctricas compartidas y car sharing estacional. A día de hoy a todas esas opciones hay que añadir la del Taxi Madrid (RTT), y la opción de alquiler de patinetes eléctricos.

Actualmente la app es informativa y lo que hace es redirigir a las aplicaciones de cada uno de los proveedores de transporte para completar la reserva. Pero con el desarrollo completo, el cual llegará, según el Ayuntamiento de Madrid, a lo largo de este 2019, se ofrecerán funcionalidades tales como comparativa de rutas, planificación de viajes, personalización de opciones y la reserva y pago de viajes en la propia App.

BIBLIOGRAFÍA