CONSIDERACIONES PREVIAS


  • El cambio en la mentalidad de los consumidores se está notando en todos los sectores productivos y el inmobiliario no podía ser menos.
  • Cada vez son más los consumidores que cuando buscan un hogar, ya sea en propiedad o en alquiler, se ayudan de las tecnologías para tomar la mejor decisión.
  • Gracias a la aplicación de tecnologías como el big data, la inteligencia artificial o el blockchain se puede mejorar el viaje del consumidor de aquellos interesados en comprar una propiedad.

El uso de la tecnología en el sector inmobiliario es una tendencia que se conoce como PropTech. Así las PropTech utilizan sistemas de IoT y big data para monitorizar las propiedades inmobiliarias, el blockchain para agilizar los trámites y el papeleo en la compra de una vivienda, la realidad virtual para que los futuros compradores realicen visitas virtuales a los inmuebles o el análisis del consumidor y la inteligencia artificial para aconsejar a los clientes sobre qué vivienda sería la más adecuada de acuerdo con sus preferencias.

Se trata pues de mejorar la experiencia de consumidor a través de la tecnología de un modo similar a lo que se está haciendo en Fintech o en Insurtech.

Fuente: Vecdis

PRINCIPALES VENTAJAS


Las principales ventajas de esta tendencia son:

  • La eliminación de obstáculos que, anteriormente, dificultaban la labor de la empresa inmobiliaria. Entre ellas, sin duda, destaca la utilización de la realidad virtual para mostrar viviendas, de modo que las fotografías ya no son necesarias, sino que se incluirá una experiencia personalizada que ayudará al cliente a tomar una decisión.
  • El cambio que ha efectuado en las industrias interconectadas, facilitando sus relaciones de compra-venta y valoraciones puntuales.
  • Además, algunas de estas aplicaciones no solo sirven de ayuda a las empresas, por el contrario, ayudan a caseros e inquilinos a través de una serie de técnicas de mantenimiento y gestión de recursos.
  • Su aplicación colabora con la creación de las plataformas de crowdfunding, facilitando la inversión de pequeños inversionistas.

“Proptech es la respuesta del sector inmobiliario al avance de las nuevas tecnologías.”

INVERSIONES EN PROPTECH


Las inversiones en proptech no paran de crecer en todo el mundo. Según datos en 2018 estas inversiones alcanzaron un volumen total de 4.000 millones de dólares, en comparación con los 2.800 que se registraron en 2016 y los 3.400 en 2017.

Para 2023 se espera que las PropTechs centradas en el mercado del alquiler generen unos ingresos de 6,5 mil millones de dólares anuales.

Un dato que refleja la magnitud de la tendencia: en Israel, uno de los mayores hub fintech del mundo, y el mercado más avanzado en tecnología aplicada al sector inmobiliario, existen ya más de 100 nuevas startups proptech, lo que significa que el número ha crecido un 244% en los últimos cinco años, desde las 27 startups que existían en 2014.

Israel Proptech Startup Landscape. Fuente: Innogy Innovation Hub

¿QUÉ ESTÁ PASANDO EN ESPAÑA?


Mientras tanto, en España, la tendencia también está experimentando un gran crecimiento. Según el último mapa proptech, publicado por Finnovating en abril de este año, existían ya 302 startups proptech en España, divididas en 9 verticales y 43 subverticales. Uno de estos verticales es el de la financiación.

Fuente: Finnovating

El sector PropTech

 ha crecido un 300% en España el último año y ya da empleo a 5.000 personas. Estas empresas han han protagonizado 4 de las 20 ventas más millonarias en los últimos 15 años, destacando la venta de Idealista por 150 millones de euros.

Además se prevé que será a lo largo de 2019 y 2020 cuando se produzca una mayor expansión del número de empresas tecnológicas hacia el sector inmobiliario terciario, especialmente en P2P y IoT.

A su vez, se espera que las firmas centradas en el Internet de las Cosas empiecen a hacer su incursión, de forma más paulatina, en el sector terciario, tanto por parte de empresas PropTech ya consolidadas como por startups.

En este ámbito, el campo de desarrollo es muy amplio y las startups siguen encontrando oportunidades para ofrecer servicios capaces de cubrir la demanda de nuevas formas de financiación en el terreno inmobiliario.

Pensium, asistencia a mayores mediante el alquiler de la vivienda

En España, el activo principal de las personas de más de 60 años es la vivienda. Sin embargo, buena parte de ellas carece de la suficiente liquidez financiera como para hacer frente al pago de una residencia o de un servicio de asistencia a domicilio.

Esta problemática es a la que está tratando de dar respuesta la startup barcelonesa Pensium. Fundada en 2016, esta proptech ofrece una solución financiera a las familias que necesitan una residencia o servicios asistenciales para sus mayores dependientes, y disponen de una propiedad para ponerla en alquiler.

Prontopiso garantiza la venta de una vivienda en 90 días

Nacida en 2017, también en Barcelona, Prontopiso tiene por objetivo garantizar a sus clientes la venta de su inmueble en menos de 90 días. Y en caso de no conseguirlo adelanta el dinero de dicha venta para que el cliente pueda buscar otra vivienda sin problemas.

En el caso de que finalmente la venta de la vivienda se cierre a un precio superior, esa diferencia la cobra el propietario de la vivienda, y, en caso de ser menor, es la empresa la que asume ese riesgo. Y si finalmente no se encontrara comprador, la compañía asumiría la compra del inmueble, una situación que, según los creadores, hasta el momento no se les ha dado.

Esta nueva inmobiliaria digital ofrece la posibilidad de adelantar hasta el 20% de la valor de la vivienda desde el día uno, a clientes que precisan de una cantidad para hacer algún pago inmediato.

Brickbro aterriza en Madrid

La proptech, que hasta el momento sólo operaba en Barcelona, desembarcará en Madrid este mismo mes de julio con el objetivo de duplicar el número de operaciones cerradas y llegar a las 50 en 2019.

Brickbro se define como una plataforma digital de financiación inmobiliaria. La empresa está especializada en inversiones en activos de oficinas o locales comerciales en desuso para su reforma en loft o estudio y venta. La aportación mínima es de 50 euros. El retorno ronda el 14%.

Desde julio, Brickbro ha comprado once inmuebles en la capital catalana. Cuatro de las operaciones se financiaron íntegramente a través de su plataforma, que cuenta ya con más de 2.000 usuarios registrados.

Fuente: Brickbro

Housfy

Housfy, fundada por Albert Bosch, Miquel A. Mora y Carlos Blanco, va de la mano de Nuclio Venture Builder. La compañía a vendido a través de Internet más de 2.000 viviendas desde su entrada en el mercado y se encuentra entre las 5 agencias que más venden en España, cerrando una media de 6 operaciones al día y generando un ahorro medio de 15.000 euros por cliente.

Su objetivo es hacer la gestión de la vivienda fácil, y para ello, comienzan a gestionar las compraventas. A diferencia de las agencias tradicionales, eliminan intermediarios y comisiones del proceso de venta.

Fuente: Housfy

También han entrado en la gestión hipotecaria. Analizan la situación financiera del cliente, le asesoran para escoger la hipoteca, gestionan toda la documentación y negocian con la entidad financiera.

Además, el pasado mes de enero, la empresa abrió un vertical de reformas. Su labor es la de identificar y auditar proveedores de reformas de calidad, para que los usuarios tengan presupuestos que puedan comparar y que no haya sorpresas de última hora.

HIPOTECH: LAS STARTUPS DE TECNOLOGÍA HIPOTECARIA


Uno de los verticales de las Proptech es el de la financiación. En esta rama están surgiendo nuevas tendencias como, por ejemplo, las hipotech, o tecnologías hipotecarias.

Este sería un subsegmento dentro de las Proptech que está especializado en el área de las hipotecas. Las hipotech engloban un conjunto de nuevas empresas que operan como broker ‘online’, generalmente analizando la información que reciben del cliente y buscando el mejor crédito hipotecario que haya en el mercado para ese cliente en particular.

Este tipo de empresas ya están bastante extendidas en mercados como Estados Unidos o Reino Unido, donde operan desde el año 2012 y 2015, respectivamente, y donde ya ocupan entre el 5 y el 10% de la cuota del mercado hipotecario. Pero en España está aterrizando ahora.

El mercado español se encuentra en un momento de gran presión competitiva, y en los últimos meses han surgido varias startups que operan en este terreno.

Empresas como Hipoo, Trioteca, Prohipotecas o Finteca, sumadas a la recién fundada Helloteca, son los cinco primeros competidores que están operando en el sector español del hipotech, los cuales han nacido prácticamente a la vez (principios-mediados de 2018) y han cerrado o están a punto de cerrar nuevas rondas de financiación.

Fuente: Hipoo

El modelo de negocio de las hipotech, generalmente, funciona de la siguiente manera:  la startup, cuya operativa es 100% online (aunque también ofrecen atención y asesoramiento telefónico) carga el coste de la gestión sobre el banco emisor del crédito, el cual le abona una comisión suele situarse entre el 0,5% y el 1% de cada operación.

Por lo tanto, la función de estas empresas es meramente comercial. Se dedican a captar clientes para las entidades financieras y gestionar sus solicitudes a través de diferentes canales (móvil, chat, e-mail, etc), ocupándose de la parte más operativa del proceso.

BIBLIOGRAFÍA